Del Pozo reafirma la apuesta de la Junta de Andalucía por la cultura inclusiva y accesible

0
389

**Enviado por José Antonio Sierra( Asesor de Hispanismo ).-

La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico ha suscrito un acuerdo de colaboración con la ONCE y la Fundación ONCE para la cooperación e inclusión social de personas con discapacidad, con objeto de promocionar la accesibilidad y el desarrollo cultural de las personas ciegas o con baja visión y del resto de colectivos con discapacidad. Así, la consejera Patricia del Pozo ha recordado “la apuesta por la cultura inclusiva de la Consejería con el objetivo de que todas las personas, bien como público, bien como protagonistas, puedan disfrutar de las manifestaciones artísticas y culturales sin barreras ni impedimentos”.

El protocolo firmado por Patricia del Pozo y el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Cristóbal Martínez “cuenta con un doble propósito. Por un lado, mejorar la integración social a través del desarrollo cultural de las personas ciegas o con deficiencia visual grave, y del resto de colectivos con discapacidad. Por otro, mejorar el diseño y desarrollo de programas dirigidos a dichos colectivos, promoviendo acciones en el marco de la promoción cultural”, ha señalado Del Pozo.

En este sentido, la titular de Cultura ha recordado las iniciativas llevadas a cabo para mejorar la accesibilidad en los espacios culturales de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, como las actuaciones realizadas en el Conjunto Arqueológico de Itálica. “Con la incorporación de paneles informativos en braille, la creación de un audiofolleto con explicaciones sonoras de todos los puntos de interés del recinto principal, y que ha tenido un alcance de 6.000 usuarios, o la intervención en el camino principal de acceso, continuamos las intervenciones ya realizadas en el entorno de acceso y sede principal de Itálica, dentro de la estrategia para la eliminación paulatina de barreras arquitectónicas, y que permiten una total accesibilidad a la sala de audiovisuales y a los contenidos expositivos”, ha comentado Del Pozo.

Para el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Cristóbal Martínez, este acuerdo de colaboración entre la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y el Grupo Social ONCE “sienta las bases de un compromiso muy sólido en favor de la inclusión de las personas ciegas o con otras discapacidades en la sociedad a través de la Cultura”. “Se trata de un marco de actuación ambicioso que abre grandes expectativas de integración en una de las políticas transversales más estratégicas de Andalucía, como es la Cultura, porque Andalucía es cultura, y es importantísimo que la administración autonómica derribe barreras para permitir su disfrute y su acceso dando protagonismo además a la creatividad y al talento artístico de las personas con discapacidad”.

A juicio de Cristóbal Martínez, el protocolo suscrito hoy “constituye un modelo ejemplar que sirve de guía para el resto de administraciones”. En este sentido, pidió al conjunto de administraciones y empresas vinculadas a la industria cultural que apuesten por la inclusión en su programación y en su planificación y que cuenten siempre con los criterios de accesibilidad universal a la hora de diseñar sus propuestas para que, efectivamente, la cultura esté al alcance de todas las personas sin limitaciones, ni estigmas.

Con el protocolo suscrito entre la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, la ONCE y la Fundación ONCE, las tres entidades se comprometen a promover y facilitar la participación de las personas con discapacidad y trabajarán conjuntamente para la adaptación de centros y la eliminación de barreras arquitectónicas, la promoción de artistas afiliados a la ONCE y de personas con otras discapacidades, el acceso de las personas ciegas o con deficiencia visual grave a las actividades y publicaciones de la Consejería, el apoyo y la promoción de grupos de teatro y música mediante su inclusión en los circuitos oficiales, la potenciación de códigos o elementos para personas con discapacidad, como la audiodescripción, los subtítulos, el lenguaje braille, la lengua de signos…, la sensibilización social y empresarial en el sector de las industrias culturales y del patrimonio y la realización de sesiones formativas para el personal de la Consejería de Cultura.

Dejar respuesta