El ambiente único del Castillo Sohail de Fuengirola arropa a Pasión Vega en un concierto íntimo

0
62

A las 20h el público realizó la entrada al recinto del Castillo Sohail siendo rodeados de siglos de historia para recibir a la artista, mientras la música del ambiente hizo de esta experiencia, un lugar de relajación.

El espectáculo de la artista comenzó con su entrada entre aplausos y acompañada por los instrumentos de la banda junto a una luz tenue azul, la cual cubría el escenario. A música y luz, le acompañaba Pasión Vega con un vestido de cola blanco radiante. Con todos los asistentes obnubilados ante el romance del sonido del piano que, seguido por su característica voz, hizo de su primera canción “Petenera Huasteca” la apertura de un concierto que quedaría plasmado en la memoria del público que acudió al Castillo Sohail de Fuengirola.

Agradeció a los asistentes que “estuvieran aquí y hayan superado el miedo, echándole una sonrisa a la vida y a la música” para comenzar el repertorio de canciones que tenía preparado para hacer de esta noche, una noche mágica. Comenzó con “Volver A Volar”, “Por Tu Amor” y la conocida “María la Portuguesa”. La figura de su padre quedó presente también en este momento cuando quiso hacer hincapié en perder el miedo a los conciertos al aire libre: “mi padre, después de 2 años, se ha atrevido a quitarse la mascarilla”, declaraba Pasión Vega apelando también a la responsabilidad.

Durante el concierto, la guerra no dejó de estar presente y fue en este momento cuando la cantante decidió recordar y recitar, acompañada de la banda, el poema “Hogar” de la poetisa somalí Warsan Shire.

En el Castillo Sohail de Fuengirola, perteneciente al ciclo de conciertos de Marenostrum Fuengirola, seguía el repertorio de canciones que la artista interpretaba y bailaba, paseando en el escenario, mientras iba acompañada de su voz en todo momento. Durante el espectáculo, el público realizó, junto a la cantante, un recorrido por ambos lados del Atlántico entre canciones como “La Bien Pagá” y el bambuco viejo colombiano “Buen Viento Y Buena Mar”.

El concierto llegaba a su fin con las famosas canciones como “María Se Bebe Las Calles”, “Malagueña Salerosa” y “Todo Lo Que Tengo”. En este momento, los asistentes ovacionaron a la artista con un largo aplauso donde mostraron su respeto y admiración levantándose. En respuesta al cariño recibido, Pasión Vega cerró su concierto en Fuengirola saliendo de nuevo al escenario para interpretar “Lucía” y “La Tarara”.

Dejar respuesta