El cáncer de piel detectado en etapas iniciales tiene una tasa de supervivencia superior al 90%

0
274

Mañana se celebra el día Europeo de la prevención del cáncer de piel y, como no podía ser de otra manera, el servicio de dermatología de Vithas Xanit Internacional ha querido sumarse a esta efeméride para hacer un llamamiento a la concienciación de la población, insistiendo en la importancia del diagnóstico precoz de esta patología. El Dr. Enrique Herrera Acosta, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Vithas Xanit Internacional de Benalmádena y Vithas Málaga explica que, cada año, se diagnostican unos 4.000 melanomas y unos 75.000 cáncer cutáneos no melanomas. El especialista insiste, además, en la importancia de un diagnóstico precoz. “El diagnóstico precoz puede salvarnos la vida, por lo que, frente al cáncer de piel, insistimos en la prevención y en la necesidad de realizar autoexploraciones y controles rutinarios ya que si el cáncer de piel se detecta en estadios iniciales tiene una tasa de supervivencia superior al 90%”, explica.
Según explica el especialista, este tipo de cáncer es una de las mayores preocupaciones de los pacientes de dermatología , por lo que “creemos importante diferenciar los distintos tipos de cáncer cutáneo, así como las recomendaciones y consejos para detectarlo”.
Respecto a los tipos de cáncer que existen, el Dr. Enrique Herrera Acosta diferencia entre dos tipos; el carcinoma basocelular, que se origina a partir de las células basales y el carcinoma espinocelular que se origina a partir de los queratinocitos. Ambos se denominan cánceres de la piel no melanoma, y son los más comunes, pero también los que presentan una mortalidad más baja. Actualmente, la incidencia de este tipo de tumor aumenta a un ritmo de un 10% anual.
Además de estos, encontramos el melanoma, un tipo de cáncer que se origina en los melanocitos, y es mucho más grave. “Representa el 10% de los tumores cutáneos, pero causa más del 90% de las muertes por cáncer de piel. Si se detecta en fases más avanzadas, la supervivencia cae del 90% al 15%”, explica el Dr. Enrique Herrera.

-¿Cómo prevenir y diagnosticar el cáncer de piel?
Algunos consejos que el especialista nos ofrece para prevenir el cáncer de piel son los siguientes:
Limitar la exposición a los rayos ultravioletas del sol. Estamos ya en el mes de junio, y las altas temperaturas y el sol intenso cada vez serán más constantes. Después de tantas semanas en casa, nuestra piel está incluso más sensible que nunca, por lo que es muy importante usar siempre protector solar (sin olvidar los labios y orejas).
“Es sorprenderte que con todo lo que hoy en día sabemos sobre los daños que pueden ocasionarnos los rayos ultravioletas, las personas se siguen quemando con el sol y continúan apareciendo casos de cáncer de piel asociados al exceso de exposición solar”, explica el Dr. Herrera. “Aunque también hay que reconocer que la población cada vez está más concienciada, y poco a poco vamos viendo cambios en sus hábitos”, añade.
Empezar revisándonos personalmente los lunares o manchas que sabemos que tenemos. Si cambia su color o la forma, o si nos molestan, duelen o pican, hay que pedir cita con un dermatólogo lo antes posible, no hay razón para esperar y sí muchas para hacerlo cuanto antes.
“Un lunar puede ser inofensivo toda la vida, pero hay que controlar que no se convierta en un melanoma. La buena noticia es que el cáncer de piel tiene cura si se diagnostica con la suficiente antelación y se puede aplicar el tratamiento correspondiente”, explica el doctor Enrique Herrera Acosta, jefe del servicio de dermatología.

Es importante, para poder tener un diagnóstico precoz del cáncer de piel, autoexplorarnos y vigilar algunos cambios que pueden producirse en nuestros lunares y manchas. Para hacer una buena autoexploración, hay cinco puntos clave que debemos tener en cuenta en una lesión cutánea, esto es lo que se conoce como el ABCDE del cáncer de piel:
A – Asimetría: Cuando una parte del lunar es de distinto tamaño y forma que la otra.
B – Bordes: Cuando el contorno es irregular.
C – Color: Cuando aparece diversidad de colores y tonos (marrones, negros, rojos, azulados) o cambian de color.
D – Diámetro: Cuando se nota una variación en el tamaño del lunar, pero sobre todo especial atención cuando la lesión supere los 6 mm.
E – Evolución: Cuando se perciban otras modificaciones o cambios en el aspecto, la forma o relieve; o la piel de la superficie adquiera una textura seca o escamosa; o el lunar se endurezca, sangre o permita la salida de líquido.
Este listado puede darnos pistas por lo que, si se detecta alguno de estos síntomas, el mejor consejo es que acudas a un dermatólogo lo antes posible. En caso de melanoma detectado en estados iniciales, la tasa de supervivencia supera el 90%. No obstante, en fases avanzadas, la supervivencia cae al 15%.

-Técnicas de diagnóstico precoz
“La autoexploración, como ya hemos comentado, es muy importante pero también hay que contar con otras técnicas de diagnóstico y control que permitan actuar lo antes posible.
El mapeo dermatológico (dermatoscopia digital) es una técnica diagnóstica de fotografía digital que permite revisar, examinar y almacenar con detalle todas las alteraciones cutáneas del paciente, su forma, tamaño, localización y color”, explica el Dr. Enrique Herrera Acosta.
Con esta información, el dermatólogo puede analizar y contrastar los cambios que se van produciendo en las lesiones cutáneas o detectar nuevas. Así, el especialista se sitúa con mucha ventaja frente al posible cáncer cutáneo, porque el diagnóstico permite evitar extirpaciones o biopsias innecesarias de lesiones benignas y, además, facilita la detección y tratamiento precoz de lesiones malignas o melanomas, ofreciendo mayor porcentaje de curación.

Dejar respuesta