El Centro Cultural Fundación Unicaja de Málaga inaugura una exposición en torno al vino como símbolo cultural y artístico

0
512

La nueva muestra propone un recorrido por las representaciones del vino desde la cultura mesopotámica hasta la actualidad a través de más de 80 piezas procedentes del Museo Vivanco de la Cultura del Vino de La Rioja
El arte contemporáneo está presente en la exposición con autores como Picasso, Warhol, Juan Gris, Tàpies, Chagall, Barceló, Lichtenstein y Joaquín Sorolla

Fundación Bancaria Unicaja ha presentado hoy su nueva exposición ‘Vino. Arte y Símbolo’ en colaboración con el Museo Vivanco de la Cultura del Vino de Briones (La Rioja). Esta singular muestra propone una revisión histórica, cultural y artística sobre los diferentes significados y representaciones del vino desde la cultura mesopotámica hasta la actualidad, y se podrá visitar hasta el 21 de abril en el Centro Cultural Fundación Unicaja de Málaga de la plaza del Obispo.
En el acto de presentación de la exposición han participado la directora de Actividades Culturales de la Fundación Bancaria Unicaja, Emilia Garrido; el director general de la Fundación Vivanco, Santiago Vivanco; el director del Museo Vivanco de la Cultura del Vino, Eduardo Díez, y el comisario de la muestra, Mariano Vergara.
La exposición reúne 89 piezas coleccionadas por la familia bodeguera Vivanco durante los últimos 40 años, que muestran cómo el vino forma parte indisociable de la historia de la humanidad, siendo un elemento tomado por creadores y religiones, que forma parte de la raíz mitológica y artística de casi todas las civilizaciones asentadas a orillas del mar Mediterráneo.
Estas piezas se exponen por primera vez fuera de la sede del museo que las alberga, coincidiendo con el 20º aniversario de su inauguración. Entre la selección destacan autores contemporáneos como Picasso, Warhol, Juan Gris, Tàpies, Chagall, Barceló, Lichtenstein y Joaquín Sorolla.
La organización de ‘Vino. Arte y Símbolo’ responde al interés de la Fundación Bancaria Unicaja en establecer líneas de cooperación con otros centros y entidades culturales de primer nivel, para ofrecer al público una oportunidad única de disfrutar de los fondos de espacios como el Museo Vivanco de la Cultura del Vino, que atesora una de las mayores colecciones histórico-artísticas en torno al vino del país y que está considerado por la Organización Mundial del Turismo (OMT) como el mejor museo del vino del mundo.

-La universalidad del vino como símbolo
Una prensa vinícola aragonesa de finales del siglo XIX situada en el patio del Centro Cultural Fundación Unicaja de Málaga inicia el recorrido de esta muestra que, tras exponer un breve resumen de su contenido entre cuévanos, comportones, una estrujadora, un filtro y una encorchadora, da paso a una sala audiovisual dedicada a las artesanías del vino, en la que se pueden apreciar los modos artesanales de fabricación de toneles, botellas, corchos o botas.
La vid, el vino y su papel en la historia, la mitología y la religión cobran protagonismo en esta exposición a través de piezas de la época romana, como bustos o bajorrelieves, destacando éstos por su valor plástico y ornamental. También mediante obras de arte de temas clásicos y báquicos presentes en los palacetes y casonas de la alta burguesía, especialmente en el campo de la pintura y las artes decorativas. Igualmente a través de las obras plásticas de corte vanguardista, popular o intimista, propias del arte contemporáneo, que rompieron con las formas estereotipadas de representación de la vid y el vino basadas en la tradición sacra y mitológica.
La sección ‘Mito y religión’, en la planta baja del centro, exhibe piezas sobre la relación y presencia del vino en los ritos, mitologías y liturgias de la humanidad, desde la cultura mesopotámica al barroco europeo del siglo XVIII, tal y como se manifiesta en estelas funerarias egipcias; ritones mesopotámicos y grecolatinos de entre los siglos XIII y IV a. C.; bustos romanos de los siglos I y II, tallas castellanas del siglo XVI, y óleos de entre los siglos XVII y XIX. Entre las piezas de esta sección destacan la estela Sheni-Nefer egipcia de la dinastía XXII, 945-715 a. C.; un frontal de sarcófago romano del siglo III protagonizado por relieves báquicos; dos bellas cráteras griegas policromadas de figuras rojas del siglo IV a. C., y la pequeña figura de un camello cargado con ánforas de vino perteneciente a la cultura nabatea del siglo VI. a. C.

La sección ‘Inspiración artística’, en la primera planta, completa el recorrido a través de una amplia selección de obras que reflejan múltiples etapas y tendencias de la historia del arte universal con el vino y su cultura como origen de sus temáticas. En una primera estancia cobran protagonismo dos mosaicos romanos y la escultura de un vendimiador de entre los siglos II y VI. Se da paso a espacios donde destacan objetos como un pequeño sarcófago sasánida del año 590-628 d. C.; un bastón ceremonial vitivinícola decimonónico tallado en marfil y hueso de narval; copas y vasos tallados en marfil y plata procedentes de Nuremberg o Italia; óleos de autores como el flamenco Frans Francken ‘el Joven’, Jan Van Scorel o la familia Bassano; grabados de Ribera o Mantegna, y tapices franceses y flamencos de entre los siglos XVI y XVIII. Una sala dedicada al arte contemporáneo cierra la muestra, conectando las uvas y el vino a autores como Picasso, Warhol, Juan Gris, Tàpies, Chagall, Barceló, Lichtenstein y Joaquín Sorolla.
La exposición ‘Vino. Arte y Símbolo’ puede visitarse del 2 de febrero al 21 de abril, de lunes a sábados en horario de 10:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 19:00 horas, y los domingos y festivos de 10:00 a 14:00 horas. La entrada al centro consiste en un donativo solidario de 3 euros, y la recaudación de las entradas se destinará íntegramente a la Fundación Corinto. La muestra cuenta con visitas guiadas gratuitas para grupos de máximo 25 personas, que se podrán reservar a través del correo electrónico mediacionculturalmalaga@fundacionunicaja.com o por teléfono 952 62 48 62.

–Sobre Vivanco
La compañía Vivanco, ubicada en Briones (La Rioja), surge a raíz de la pasión por la cultura del vino de las cuatro generaciones de la familia Vivanco. Este año celebrará el 20º aniversario de su inauguración. Actualmente la compañía está formada por la bodega, dedicada a la elaboración y comercialización de vinos de Rioja con una apuesta por el viñedo propio, la ecología, las variedad autóctonas de Rioja y la innovación; la Fundación Vivanco, comprometida con la preservación y divulgación de la cultura del vino y de la que depende el Museo Vivanco de la Cultura del Vino, considerado uno de los mejores del mundo por la Organización Mundial del Turismo, y Experiencias Vivanco, enfocada a la promoción del turismo enológico.
Vivanco cuenta con una antología de primer nivel dentro de su colección, fruto de varias generaciones de la familia Vivanco que han ido recopilando obras con denominación vitivinícola por todo el mundo como libros, sellos, exlibris, carteles postales, fotografías, fondos documentales, música, esculturas, grabados, cuadros, platería, porcelanas, sacacorchos y relojes entre otras piezas.

Dejar respuesta