El flamenco más romántico de Niña Pastori en el Castillo Sohail de Fuengirola con lleno total

0
118

 

Marenostrum Fuengirola recibió a Niña Pastori entre las murallas del castillo Sohail para uno de los conciertos más flamencos y emotivos del ciclo. A partir de las 20:00 h se podía observar a los “fans” por los alrededores del recinto para ver a su artista favorita, atreviéndose algunos a cantar a capella mientras hacían cola antes de que se abrieran las puertas 20:30 h.

Con los nervios de los asistentes a flor de piel, la cantautora realizó su entrada al escenario recibida entre aplausos y ovaciones de un recinto que colgaba el cartel de “todo vendido”, después de una introducción en formato vídeo donde repasaba su historia en la música. La artista empezó calentando la voz con la canción que da nombre a su último álbum inédito “Osú qué niña” y con otras seleccionadas como “La habitación” o “Amor de San Juan”. Una vez entrados en tono, llegó el momento de los clásicos que han elevado a la cantante a lo más alto del panorama nacional del flamenco como “Válgame dios”, canción en la que invitó al escenario a su sobrina India, para interpretar juntas, porque “quería cantar contigo, tía María”, exponía India delante de los asistentes.

El concierto contó con momentos románticos, de “ole y olé” y otros más rítmicos, donde el baile de los asistentes acompañó la música que la banda interpretaba. Entrada la mitad del espectáculo María cedió un momento de la actuación para que el pianista, con la iluminación enfocada en el piano, tocara las primeras teclas e interpretar juntos “Cai” y “Bajo tus alas”, en el entorno único del segundo escenario con el que cuenta el ciclo de conciertos de Marenostrum Fuengirola.

Llegaba la presentación de la banda cuando quiso agradecer a todos sus acompañantes y a Marenostrum Fuengirola por traerla “a este sitio tan maravilloso, por buscar este lugar y hacerlo único”.

Niña Pastori ha transmitió al público fuengiroleño eso que el flamenco consigue cuando suena en los escenarios, en directo: emociones visibles con sonrisas donde el público vive en su interior cada “quejío”. Canciones como “Cuando te beso”, “Lo que quiere el alma” o “Y para qué” fueron encandilando a los presentes regalando la maravillosa experiencia de su música, la cual ha compuesto durante más de 25 años de carrera.

**Fotos de la organización.-

Dejar respuesta