La exposición Calder-Picasso recibe casi 100.000 visitas

0
210

Desde el pasado 24 de septiembre y hasta el pasado domingo 2 de febrero, un total de 96.024 personas han visitado en el Museo Picasso Málaga la exposición Calder-Picasso, en la que a través de más de cien obras de arte se ha abordado una conexión clave y específica entre ambos creadores: su exploración del vacío, o de la ausencia de espacio. Calder-Picasso ha sido muy bien recibida por la crítica especializada, tanto en medios nacionales como internacionales. Organizada en colaboración con la Calder Foundation, New York y la Fundación Almine y Bernard Ruiz-Picasso para el Arte (FABA), y coproducida por el Museo Picasso Málaga y el Musée national Picasso-Paris, la exposición estuvo patrocinada por Fundación Unicaja y contó con la colaboración de Erco.

En torno a esta muestra la pinacoteca ha desarrollado, como es habitual, un amplio programa educativo y cultural mediante conferencias, talleres, visitas y, también en esta ocasión, danza contemporánea. Además, la primera edición de la publicación Calder-Picasso se agotó, por lo que fue necesario realizar una segunda edición que todavía puede adquirirse en la librería de la pinacoteca.

Próximamente Genealogías del arte, o la historia del arte como arte visual
Concebida y organizada por el Museo Picasso Málaga y la Fundación Juan March, la próxima exposición del Museo Picasso Málaga abordará las formas de contar visualmente la historia del arte, es decir, la representación esquemática de esa historia mediante imágenes y/o palabras, frente al clásico y prevaleciente método académico de extensos textos. Doscientos ochenta autores y artistas relacionados con el pensamiento visual estarán reunidos en esta muestra que presenta desde árboles genealógicos del siglo XVIII hasta diagramas virtuales de internet, ofreciendo al visitante una amplia selección iconográfica que complementa el discurso tradicional de la historia del arte.

Además, en una de las tres zonas expositivas se materializará en tres dimensiones uno de estos diagramas: el que el primer director del MoMA, Alfred H. Barr, Jr. compuso para el catálogo de la exposición Cubism and Abstract Art en 1936 para explicar el origen del arte abstracto. Este espacio aunará ciento dieciocho obras de Pablo Picasso, Constantin Brancusi, Paul Cézanne, Robert Delaunay, Alberto Giacometti, Juan Gris, Vasily Kandinsky, Fernand Léger, El Lissitzky, Kazimir Malevich, Franz Marc, Henri Matisse, Joan Miró, Piet Mondrian, Georges Braque, Paul Klee o Henry Moore, entre otros destacados artistas.

Dejar respuesta