Los ingleses Ian Parr e Ian Magill hacen en bici el recorrido Liverpool-Casarabonela

0
300

El reportaje publicado en el SUR IN ENGLISH tiene muchas lecturas. Los ingleses Ian Parr e Ian Magill tienen en común aparte de vivir en Liverpool su amor por la bicicleta y por Casarabonela. Ambos tienen una vivienda en este municipio al borde de la Sierra de las Nieves.

A finales del mes pasado, tras 30 días y 2.500 kilómetros de pedaleo, los amigos británicos llegaron a su destino: el pueblo malagueño donde pasan todo el tiempo que pueden. “Casarabonela es nuestra segunda casa, es parte de nuestra vida”, dijeron.

La idea de este viaje nació hace un año en Liverpool, “después de unas cervezas en el pub”. Parr y Magill decidieron celebrar el 60 cumpleaños del primero con una experiencia diferente. “Decidimos ir en bicicleta desde [Inglaterra] hasta Casarabonela, donde ambos tenemos casas. Nos dimos la mano y eso fue todo”, explica Parr, que ahora está retirado, pero todavía vinculado al ciclismo desde su vida profesional (organizar recorridos para ciclistas competitivos). ).

En marzo comenzaron su aventura ciclista hacia Málaga. Aunque ambos son de Liverpool, su viaje en bicicleta comenzó en el suroeste de Inglaterra en Dawlish Warren, Devon, para ser precisos. Desde allí viajaron a Plymouth para abordar un ferry que los llevaría a la ciudad francesa de Roscoff.

“Todos los días hacíamos entre 50 y 150 kilómetros, dependía mucho de la orografía de la ruta de cada día”, explicó Parr, quien calificó el viaje como una experiencia “única en la vida”.

Una vez en Roscoff, su ruta les llevó a Nantes, La Rochelle, Royan, Arcachon, Biarritz y Hendaya. Y una vez en suelo español, los dos amigos ingleses hicieron escala en varios pueblos y ciudades, comenzando en Irún y siguiendo por Bilbao, Burgos, León, Zamora y luego Salamanca.

“Nos alojamos en campings y B&Bs. Hemos disfrutado mucho de todo durante todo el viaje, tanto de la compañía de los demás como de la gente que hemos conocido en el camino”, comentan.

Para ambos ciclistas, uno de los aspectos del viaje que destacaron fue la marcada diferencia de temperatura entre cada país: “Hemos pasado de los 9 grados en Francia a los 39 grados en el sur de España; ha sido un cambio brusco”, comentan los ciclistas, para los que la exigencia física de este viaje ha merecido la pena. Hemos tenido momentos duros y algunos problemas mecánicos, pero afortunadamente todo se resolvió y finalmente logramos llegar a nuestro destino”, agregaron.

Tras dejar Salamanca, los ciclistas continuaron su camino con paradas en Plasencia, Cáceres, Mérida, Constantina y Écija, llegando finalmente a Casarabonela el viernes 28 de abril. El alcalde, Antonio Campos, estaba allí para darles la bienvenida.

“Nos tomamos una foto con la bandera del pueblo, fue un momento hermoso”, dijeron.

Después de muchos años en Casarabonela, Parr es conocido como ‘Little Ian’ y Magill es ‘Big Ian’, un apodo que hace referencia a la complexión de este último, pero no a su edad: Magill tiene cinco años menos que Parr.

“Me enamoré de Casarabonela hace más de 20 años durante un viaje por Andalucía, y muchos de mis amigos han visitado y algunos también han hecho casas aquí. Todos somos ciclistas entusiastas y Casarabonela está maravillosamente situada para disfrutar de muchas rutas diferentes. ”, dijo Parr. Añadió que el pueblo malagueño es un lugar “muy especial”.

“Es hermoso con una comunidad maravillosa. Todos pueden disfrutar del senderismo y el ciclismo aquí”, agregó.

Dejar respuesta