Mantarraya MX da la bienvenida al 2023 continuando con sus “Jueves de Puro México” en Marbella

0
61

México se ha convertido en un país en el que su gastronomía, arquitectura y, sobre todo, sus fiestas tradicionales, conservan un colorido y una energía que cautiva a cualquier visitante. En este país se vive la fascinación por las tradiciones y lo demuestran por todo lo alto con sus celebraciones más especiales. Por eso, y queriendo continuar con su labor de acercar la cultura mexicana a la ciudad de Marbella durante este 2023, Mantarraya MX, el último proyecto del chef Roberto Ruiz, propone seguir celebrando la cultura del Pacífico mexicano con sus “Jueves de Puro México”.
Por eso, también este año y dos jueves al mes, el oasis marbellí de Roberto Ruiz seguirá celebrando una serie de eventos donde la gastronomía, la música y la cultura mexicana serán los grandes protagonistas. Bajo el nombre de Puro México, los visitantes podrán seguir disfrutando cada jueves de una exquisita y original oferta de tacos, que irá variando cada semana como propuesta fuera de la carta habitual y podrán acompañarlos con tragos especiales de Tequila 1800. Para esta primera semana y retomando la dinámica, estos serán los tacos que el restaurante ofrece: taco de carnitas con salsa de aguacate y jalapeño, Taco de shitake glaseado con xnipek de col y taco dorado de papa. El toque musical continúan poniéndolo de forma alterna el grupo Natura y mariachis, que no pueden faltar en cualquier celebración mexicana que se precie.

La Milla de Oro de Marbella continúa viviendo una auténtica fiesta mexicana con un recorrido por los casi 8.000 kilómetros del litoral Pacífico mexicano de norte a sur: desde Ensenada y Baja California hasta Chiapas, territorios donde históricamente había muchas rutas comerciales y que llevaron al mestizaje con Asia a través de elaboraciones como los pescados crudos de cortes asiáticos, las frituras o las salsas cítricas que ofrecen perfiles de sabor donde ambas culturas se unen. Una propuesta variada y rica en técnicas de cocina que se desarrolla en una nueva ubicación elegida especialmente para hacer sentir el Pacífico y acercar un pedacito de México.
Mantarraya MX cuenta con una personalidad propia adaptada a su ubicación, con el clima tan amable de Marbella y una proximidad a la costa que permitirá aprovechar la temporada con lo que el mar ofrezca. Además, no pueden faltar las tostadas y los tacos, que se encargan de redondear una propuesta vibrante basada en el sabor, la textura y los contrastes, con opciones como su emblemático tuétano a la brasa con tostadas de atún rojo toreado y emulsión de chiles serranos, o las mamelas de langostinos enchipotlados.

En el apartado líquido, la carta de Mantarraya MX incorpora cócteles exclusivos pensados para acompañar la humedad del ambiente, con fórmulas a base de mezcales y su propio licor de chile chipotle, que completan una selección inspirada en las playas paradisíacas del Pacífico. Por su parte, los más hedonistas disfrutarán con el carrito que recorre las mesas para ofrecer los mejores tequilas y mezcales, con etiquetas de los productores más selectos de este elixir derivado del agave, e incluso otros destilados populares procedentes de otras regiones, como raicilla, bacanora o sotol. El broche de oro lo pone su carta de vinos, con una cuidada selección que presta especial atención a espumosos, blancos y generosos debido a su perfecto maridaje con la propuesta sólida.
En Mantarraya MX, Roberto Ruiz ha querido rodearse del equipo que le ha acompañado en otros momentos clave de su carrera y en la apertura del propio Barracuda MX. Ha sido especialmente relevante el papel de las mexicanas Tatiana Allard como su mano derecha en la cocina desde Punto MX, y Maggie Bañuelos a cargo de la dirección de la sala. Ambas se encargarán de maximizar la experiencia en el restaurante y mantener el espíritu de esta nueva incorporación al océano Pacífico MX.
Cousi es el estudio de interiorismo responsable de la espectacular decoración del local de Mantarraya MX. El restaurante da la bienvenida con una amplia sala con cocina vista, y donde se combinan materiales nobles con otras piezas tradicionales para generar una atmósfera de sofisticación sin pretensiones. Desde ahí, se llega a la terraza de invierno, cuyo techo hace sentirse como en un paradisiaco refugio gracias a los elementos naturales que lo recubren. Más adelante, se accede a la impresionante terraza, que cuenta con su zona de bar con mesas altas, y otra parte de restaurante donde abunda la vegetación y se pueden disfrutar las vistas de la sierra.

Dejar respuesta