Más de 2.200 mayores de 65 años se benefician del programa de educación financiera y digital de Unicaja Banco

0
115

**Noticia enviada por José Antonio Sierra( asesor ).

Unicaja Banco, consciente de la importancia de mejorar las habilidades de la población de mayor edad en el manejo de servicios de gestión financiera, especialmente a través de canales digitales, está impulsando acciones de formación dirigidas a este colectivo. De esta iniciativa, que persigue favorecer la inclusión financiera y la transición tecnológica de este segmento, se han beneficiado hasta el momento más de 2.200 personas, que han participado en una treintena de sesiones, impartidas tanto en núcleos urbanos como rurales.

Estos talleres se desarrollan en el marco de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de Unicaja Banco y del acuerdo sectorial suscrito el pasado mes de febrero para mejorar la atención a los colectivos vulnerables, entre ellos el de los mayores de 65 años. Las sesiones son llevadas a cabo por el propio banco o en colaboración con el Proyecto Edufinet, que la entidad financiera promueve junto a la Fundación Unicaja.

Para Unicaja Banco, el segmento de población sénior tiene un interés prioritario, por lo que la entidad hace hincapié en la necesidad de que adquiera las competencias adecuadas para la gestión de sus finanzas. De hecho, en los últimos años viene desarrollando iniciativas de educación financiera dirigidas a este colectivo.

Además, pensando en las personas mayores y en aquellos colectivos menos digitalizados, desde Unicaja Banco se subraya la conveniencia de que el proceso de digitalización financiera sea inclusivo, haciendo hincapié en el segundo principio de los valores universales de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): no dejar a nadie atrás, centrándose la entidad en la inclusión financiera y digital.

Todo ello teniendo en cuenta la transformación digital que está experimentando la sociedad, lo que afecta a numerosos trámites de la vida cotidiana. En suma, el objetivo no es otro que el colectivo de mayores pueda aprovechar las múltiples opciones que, hoy en día, ofrecen los medios digitales y, al mismo tiempo, ser más consciente de sus riesgos y oportunidades.

–Contenidos prácticos con medios digitales

En estas sesiones de educación financiera que se llevan a cabo ahora se abordan una serie de contenidos teórico-prácticos, articulados según el nivel de conocimiento previo de los asistentes. El objetivo es transmitir conceptos relativos a la educación financiera en general, poniendo especial interés en la banca digital y online. Para impartir estos contenidos de forma eminentemente práctica, Unicaja Banco, consciente de las necesidades tecnológicas de los mayores, ha puesto a su disposición el uso de tabletas.

En estas sesiones de educación financiera que se llevan a cabo ahora se abordan una serie de contenidos teórico-prácticos, articulados según el nivel de conocimiento previo de los asistentes. El objetivo es transmitir conceptos relativos a la educación financiera en general, poniendo especial interés en el uso de los cajeros y la banca digital (web y aplicación). Para impartir estos contenidos de forma eminentemente práctica, Unicaja Banco, consciente de las necesidades tecnológicas de los mayores, y con objeto de facilitar esa transición, ha puesto a su disposición el uso de tabletas, que les permiten realizar las operaciones más habituales en un entorno práctico simulado.

Respecto a los temas concretos que se abordan, se presta especial atención a la ciberseguridad y las principales estafas, así como consejos para su prevención. También se han tratado cuestiones de actualidad como la inflación, las criptomonedas o la importancia de las finanzas sostenibles, entre otras.

Esta iniciativa comenzó en Andalucía, donde ya se han llevado a cabo en torno a una treintena de actividades formativas, tanto en núcleos urbanos como rurales, habiendo tenido lugar también en Extremadura. La previsión es ir organizando los talleres en el resto de las comunidades autónomas. De hecho, ya hay planificadas sesiones en Castilla y León, Madrid, Castilla-La Mancha, Cantabria y Asturias, entre otras regiones.

Para su desarrollo, se cuenta con un equipo compuesto por más de 30 voluntarios, profesionales con amplia experiencia en la materia y pertenecientes en su mayoría a Unicaja Banco.

–Medidas para garantizar la inclusión financiera

Tras la adhesión al protocolo estratégico promovido por el sector para reforzar el compromiso social y sostenible de la banca, especialmente, con las personas mayores, Unicaja Banco también ha implantado otra serie de medidas.

Entre ellas, se encuentran la ampliación de los horarios de atención presencial de 09.00 a 14.00 horas para servicios de caja, proporcionados en ventanilla o en cajero; una formación específica a empleados y a clientes; el establecimiento de atención telefónica preferente sin coste, de lunes a sábado, de 08.00 a 22.00 horas; la mejora de la accesibilidad y sencillez de la red de cajeros automáticos, y el compromiso de reparar aquellos que estén fuera de servicio para asegurar el aprovisionamiento de efectivo en un máximo de dos días laborables.

A todo ello se suma la firma de un convenio marco de colaboración con la Junta de Andalucía para contribuir a reducir la brecha digital mediante el desarrollo de acciones formativas y de procesos de comunicación adaptados a las personas mayores.

Por otra parte, Unicaja Banco sigue trabajando, tanto a nivel interno como en colaboración con el sector financiero y las administraciones locales, en la búsqueda de otras soluciones para contribuir a la inclusión financiera de las personas mayores, con el fin de seguir ofreciéndoles el mejor servicio y una mayor personalización a través de sus distintos canales de atención.

En este sentido, en algunas provincias, especialmente en el ámbito rural, se han alcanzado acuerdos con administraciones públicas (diputaciones o ayuntamientos) para posibilitar el mantenimiento de servicios financieros; entre ellos, la instalación de cajeros automáticos en áreas de baja densidad de población o de escasa oferta financiera.

Dejar respuesta