La Diputación de Málaga buscará nuevos mercados importadores de aceites y vinos malagueños para compensar la subida arancelaria USA

0
173

La Diputación de Málaga impulsará la búsqueda de nuevos mercados importadores de aceites y vinos malagueños. Lo hará a través de la participación de la marca promocional ‘Sab or a Málaga’ en ferias internacionales y promoverá acciones inversas con distribuidores. También trabajará en la mejora del posicionamiento de estos productos en el sector hostelero de la provincia, según se desprende de la reunión que ha mantenido esta mañana el vicepresidente primero y diputado de Desarrollo Económico Sostenible, Juan Carlos Maldonado, con un grupo de productores de estos dos importantes sectores de la industria agroalimentaria malagueña que se están viendo seriamente afectados por los nuevos aranceles impuestos por Estados Unidos.
Los productores malagueños demandan tanto al Gobierno central como a la Unión Europea medidas urgentes que comiencen por la compensación económica del sobrecoste de los aranceles para poder seguir exportando a Estados Unidos y, a largo plazo, una negociación global para mejorar las condiciones de exportación a este mercado.
En este sentido, Maldonado ha anunciado que la Diputación de Málaga instará al Go bierno central a poner en marcha las ayudas que demandan los productores y que, además, encargará un estudio para analizar el alcance del impacto negativo de la subida arancelaria para los productores malagueños, contando para ello con la información aportada por el ICEX y por la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (EXTENDA).
Esta misma colaboración institucional es la que la Diputación de Málaga se propone mantener en la búsqueda de nuevos mercados. Se trata, según Maldonado, “de aprovechar esta crisis para generar nuevas oportunidades, y en ese sentido, ‘Sabor a Málaga’ y Diputación van a ir de la mano de los productores de los sectores perjudicados -fundamentalmente, el aceite y el vino- para buscar otros mercados internacionales”.
Maldonado ha anunciado que se hará “una importante apuesta por el mercado asiático”, en concreto, por países como China, Corea del Sur, Singapur, Japón o Malasia, mercados que, según Francisco Ruíz, “se pr evé que sean más estables a largo plazo y que no entren dentro de una guerra comercial con Estados Unidos”.
Otra medida que la Diputación de Málaga se propone poner en marcha es el refuerzo de la promoción de los productos malagueños en el sector hostelero de la propia provincia de Málaga. “Estamos en una provincia donde la hostelería es un mercado muy interesante para que nuestros productores puedan tener una salida importante, y en ese sentido ‘Sabor a Málaga’ va a hacer un esfuerzo para posicionar nuestros productos para ser prescritos” y que “cuando alguien venga a Málaga, que pida vino malagueño, y que los propios malagueños también lo pidamos”.
El estadounidense es uno de los mayores mercados de las almazaras y bodegas malagueñas, y según ha explicado el representante de la empresa oleícola Hacienda El Colchado, Francisco Ruiz, “todo el que se ha planteado alguna vez la exportación ha tocado el mercado americano”, un mercado que, solo para esta almazara, supone el 70% de su negocio de exportación.
Ruiz ha explicado que los nuevos aranceles ya han provocado la cancelación de importantes pedidos y que los productores estiman pérdidas de entre 700 y 1.000 millones de euros en el sector del aceite andaluz solo en esta campaña, pérdidas que van a afectar sobre todo a pequeñas y medianas empresas ya que, según ha explicado Ruiz, “las grandes ya están deslocalizadas”.
“Pero eso no es lo peor; lo peor es perder el mercado”, ha asegurado Ruiz, “ya que la subida arancelaria deja abierto completamente el mercado para nuestro mayor competidor, que es Italia y lo malo es volver a retomar el mercado cuando otro competidor ya ha entrado”, lo que supondría “un coste incalculable”.
Por último, ha expresado su agradecimiento “a ‘Sabor a Málaga’ por la inquietud” en nombre de los sectores afectados. “Se nos está escuchando y se va a intentar dar algún tipo de soluc ión en el plazo más corto posible”, ha concluido.

Dejar respuesta