¿Por qué acudir a la asistencia hospitalaria?

0
187

Atender a largo plazo a un hijo, un hermano, un padre con alguna discapacidad o enfermedad, es algo que no puede llevar a cabo todo el mundo, por consideraciones de tiempo y trabajo. Aunque la compañía familiar es fundamental para apoyar a un pariente en casos de enfermedades, es entendible que muchos no puedan hacerlo, y por estas razones nació la asistencia hospitalaria , un servicio que se ofrece desde entidades públicas a privadas.

Y no es necesario que se deba recurrir a las asistencias médicas debido a una enfermedad, ya que también está el hecho de las personas que con el paso de los años y el deterioro de la salud, dejan de ser autónomos para realizar las tareas diarias, ya que muchos se enferman y necesitan cuidados habituales.

Es posible que estés viviendo con una persona mayor con la que pases tiempo diariamente, pero el hecho de ocuparte de las actividades diarias y atender a tu ser querido no es una decisión muy fácil de tomar, ya que en eso influye mucho el factor tiempo, factor social y laboral. Por esa razón, mucha gente suele recurrir a el apoyo de profesionales, que cuenta con dedicación y especialización en atenciones, tratamientos y demás.

Asistir a un familiar enfermo o con alguna discapacidad, puede implicar abandonar tu puesto de trabajo o ni siquiera entrar en el mercado laboral para poder realizar el trabajo de asistencia en casa. Esto hace que los ingresos se reduzcan considerablemente en los hogares de muchas familias.

¿En qué consiste la asistencia hospitalaria?
La atención hospitalaria surge como un modo de atención para satisfacer las necesidades actuales de atención permanente que puede necesitar una persona, tanto para pacientes terminales como para los enfermos discapacitados, con el fin de ofrecer más tranquilidad y la atención adecuada.

A principios de este siglo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se pronunció sobre la atención hospitalaria, ante la necesidad de la atención a largo plazo en enfermedades crónicas, que han aumentado con respecto a la transición demográfica y epidemiológica en los últimos años.

Generalmente, este rol lo cumplen los familiares, vecinos o amigos cercanos, que en su gran mayoría no suele ser remunerado, ni se está afiliado a la seguridad social. No obstante, muchos pacientes requieren una asistencia personal diaria que no pueden asumir los familiares.

El cuidado personalizado en el hogar u hospital puede promover la estimulación y el mantenimiento de la autonomía de un paciente, en el caso de las tareas del hogar, pueden realizarse dentro del propio tiempo del paciente, con el estímulo, el apoyo y la posibilidad de un mayor desarrollo del vínculo entre el cuidador y el paciente.

Beneficios de contar con Asistencia Hospitalaria
Hay muchos beneficios que se pueden conseguir tanto para el paciente como para sus familiares, entre ellos destacan la autonomía y la libertad, además de beneficiar ciertos aspectos sanitarios y sociales.

Una persona enferma, al ser tratada en su propia casa y de forma personalizada obtiene más cuidado e higiene, evitando contaminaciones por otras enfermedades y epidemias. En este caso, el profesional de la asistencia se ocupa de forma exclusiva del paciente, dedicando todo su esfuerzo y conocimientos para ofrecer una atención especial.

Otro aspecto beneficioso es la rapidez y la facilidad con la que el paciente se recupera, las enfermedades reversibles se recuperan de forma más rápida si el paciente está en su casa, ya que está en su entorno, aportándole una gran dosis de positividad psicológica, confianza y cariño.

Otro gran beneficio que se consigue es la disminución de la sobrecarga y los cambios en la dinámica que puede tener una familia. Por lo tanto, se requiere la atención domiciliaria en la salud, tanto del paciente como para la salud mental de sus seres queridos.

La atención hospitalaria busca que los familiares no tengan que recurrir a la hospitalización, a centros geriátricos o a centros médicos especializados, ya que en la gran mayoría de los casos pueden ser tratados en su hogar de forma complementaria con teleasistencia vía telefónica.

La teleasistencia es un gran avance de la tecnología, haciendo que la labor asistencial sea mucho más fácil y eficaz.

Algunas de las funciones que desempeña el personal de asistencia hospitalaria son las siguientes:
Acompañamiento de día y de noche en el hospital.
Informe diario detallado de todo lo sucedido durante el servicio.
Capacidad para trabajar en el turno de noche.
Precio por horas de contratación, adaptado a las necesidades de cada paciente.
Turno de noche de 10 horas: 7€/h noche.
Los Servicios de Asistencia Hospitalaria buscan recompensar todo lo que las personas se han ganado a lo largo de sus vidas, lo que viene a ser seguir siendo independientes y hacer lo que quieran y cuando quieran, permaneciendo en su propio hogar con total libertad y sin ser afectados por la condiciones de salud que se padezcan.

Dejar respuesta